Hotel de bichos: no solo de plantas vive un huerto

El huerto nos brinda la posibilidad de explicar a los miembros de la “Tribu del Sol la importancia del trabajo en equipo, y también a trasmitirles la idea de que la diversidad SUMA. Cada uno tenemos nuestro cometido y si alguien falta el equilibrio se rompe.

Croquis realizado por un grupo de alumn@s

Algunos  “bichos” como el pulgón, las cochinillas o las orugas se pueden convertir en plagas que dificulten el crecimiento de nuestras plantas, mientras que otros como las abejas, las mariquitas o las tijeretas nos ayudan a mantener a estos a raya.

Por ello y mediante la construcción de un “Hotel de bichos”, los alumn@s, no sólo adquieren destreza manual, sino que aprenden la importancia de las especies animales dentro de un huerto, siendo conscientes de la estrecha relación que existe entre los distintos seres vivos.

A día de hoy la falta de hábitats y el empleo masivo de plaguicidas está provocando que muchos insectos, como las abejas vean como sus poblaciones merman de modo alarmante.

Los hoteles de bichos favorecen la puesta y proporcionan además cobijo a diferentes especies de microfauna, por lo que colocar uno en nuestro huerto es invitar a que estos se instalen cerca, ayudándonos a combatir las plagas y aumentando además nuestra producción, gracias a la acción de los polinizadores.

Para la construcción del Hotel de bichos, se les explica a los alumnos en qué cosiste, se les habla de distintos tipos, pero después son ellos los que deben buscar información sobre el mismo, y decidir cómo lo van a hacer, de qué medidas, etc. Sólo se les exige una condición….. ¡utilizar materiales reciclados! El resto queda a su elección, dando pie a que usen su imaginación y creatividad a rienda suelta.

Materiales usados para rellenar el Hotel de bichos

Hotel de bichos realizado con un palet

Una vez acabado, elegiremos un lugar en el huerto que esté resguardado de fuertes vientos, a ser posible con orientación sur. Si además lo colocamos un poco elevado los insectos podrán encontrarlo con mayor facilidad y quedará protegido de otros animales de mayor porte, como roedores.

¿Qué os parece la idea? Ellos disfrutan muchísimo y nosotros conseguimos nuestro objetivo de que aprendan algo más sobre la biodiversidad en el huerto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *