Semilleros, donde comienza la vida

Aprovechando días de lluvia, o bien al principio de cada temporada, en “La Tribu del Sol” pensamos qué es lo que vamos a querer plantar en nuestro huerto, ya que es importante planearlo con antelación y preparar los Semillerossemilleros, o planteles de aquellas verduras u hortalizas que no pueden sembrarse directamente.

Por ejemplo, en esta época, la col, el repollo o las acelgas necesitarán que las plantemos primero en semilleros mientras que las zanahorias, las habas o los guisantes, podremos proceder a una siembra directa en nuestro huerto una vez que tengamos preparadas las camas.

Pero, ¿cómo se prepara un semillero?, ¿qué necesitamos?.

En este post te explicamos paso a paso lo que tienes que hacer:

  1. En primer lugar es necesario guardar aquellos envases de plástico
    Ejemplo de envases a reutilizar

    Ejemplo de envases a reutilizar

    que utilicemos en casa, bien sean vasitos de café o yogur, botellas de agua o refrescos, cartones de leche. ¡Esta es una muy buena ocasión para reutilizar antes de reciclar !
  2. Lo siguiente será prepara aquellos envases que necesitemos adaptar, como los cartones de leche o las botellas de plástico, a las cuales, y mediante el uso de unas tijeras, tendremos que recortar la parte superior para poder utilizarlas.
  3. No debemos olvidar que durante la germinación de las semillas deberemos regarlas, por lo que si antes de rellenar los envases con sustrato les hacemos unos agujeritos en el fondo, facilitaremos que el agua que nos sobre se pueda drenar.Semilleros
  4. Una vez que los envases están listos procedemos a rellenarlos con un sustrato. Es aconsejable que dicho sustrato contenga fibra de coco, perlita y materia orgánica, como humus. Además pondremos atención en no compactar demasiado el sustrato en los recipientes, permitiendo que el mismo esté aireado, de modo que facilite el desarrollo radicular de las plantas.
  5. Y ahora bien la mejor parte: PLANTAR. Tendremos que tener en cuenta que una vez que el plantel esté crecido tendremos que trasplantarlo al huerto, por ello es conveniente que no estén demasiado juntos unos de otro, así por ejemplo, en vasitos de café o yogures, no plantaremos más de 2 semillas, en botellas cortadas en redondo no plantaremos más de 3 semillas, y en cartones de leche o botellas abiertas pondremos 4 o 5 semillas, no más.Semilleros
  6. Otro aspecto importante a tener en cuenta será la profundidad a la que colocamos las semillas. Ésta no debe ser ni muy profunda, ya que al germinado le costará mucho llegar hasta la superficie, ni muy superficial, porque corremos el riesgo de que no germine. Una buena orientación es la de colocar la semilla a un profundidad equivalente al doble de su tamaño. De ese modo a semillas más grandes mayor será la profundidad a la que la plantemos y viceversa.
  7. Por último, antes de dejar nuestros planteles junto a la ventana, para que reciban la luz del sol, es conveniente regarlos. Para ello debemos tener en cuenta que necesitaremos verter el agua con Semilleroscuidado, ya que si lo hacemos con demasiada fuerza las semillas, que no están enterradas muy profundamente podrían salir a la superficie. Una buena solución es la de coger un vasito de café o plástico y hacer un agujerito en el fondo, verter agua en el mismo y así, con esta “regadera” improvisada, regar todos nuestros semilleros con cuidado de no derramarla.

Una vez colocados en la ventana de clase, o en el invernadero, tendremos que acordarnos de regarlos periódicamente, pero ¿cómo saber si necesitan agua? pues un buen método es comprobar con el dedo si el sustrato está húmedo, si es así, entonces no es necesario. En caso contrario procederemos a regar con nuestra “regadera” particular.

¿Te animas a probar? 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *