Hierbas Adventicias, las buenas malas hierbas

Consideramos hierba adventicia a lo que comúnmente llamamos mala hierba. Es decir a toda aquella especie que crezca de forma silvestre en una zona cultivaba por el ser humano. Básicamente todo aquello que germine en el terreno sin que lo deseemos.

            Desde hace siglos los agricultores han luchado contra estas, sin pararse a pensar en las ventajas que podrían producir sobre sus campos. Pero es a raíz de la revolución industrial y la introducción de herbicidas químicos cuando el ser humano ha declarado la guerra a las “malas hierbas“ en pos de una mayor producción económica que no ambiental. Así pues a continuación realizaremos una crítica constructivas de las hierbas adventicias.

            Describiremos utilidades e inconvenientes de “las malas hierbas”, las características de un terreno que pueden llevar en tanto a su proliferación, como a su desaparición, el uso de métodos naturales para eliminarlas y finalmente como utilizarlas en nuestro beneficio.

            En primer lugar,  una de las mayores ventajas de las hierbas adventicias es que son plantas indicadoras, tanto de la estructura del suelo como de su grado de fertilidad, contenido de nitrógeno, exceso o falta de nutrientes, tipos de minerales que contiene la tierra y pH.

            También pueden tener fines medicinales o culinarios, como puede ser la manzanilla, la hierbabuena, la ortiga o la menta entre otros ejemplos.Y en tiempos pasados resultaron grandes aliadas para conseguir la seguridad alimetaria de las familias en tiempos de escasez ya que una gran cantidad de especies son comestibles aunque los tiempos modernos nos han llevado a su olvido.

            Además son plantas pioneras, lo cual quiere decir que crecen en ecosistemas degradados, pues requieren de pocos nutrientes y agua para proliferar. Así ayudan a la recuperación de los biosistemas aportando riqueza vital, recobrando la biomasa, la biodiversidad, los nutrientes del terreno etc. De hecho la erradicación total de estas (si se pudiera) provocaría la erosión y perdida de nutrientes del suelo como lo dice un estudio reciente de la Universidad de Berkeley.

            AdventiciasSirven de abono o de comida silvestre para el ganado y las comunidades animales de la zona que a su vez pueden proteger y enriquecer el terreno. Y por último, pueden dar cobijo a especies depredadoras de plagas. (Por poner un ejemplo, pueden albergar mariquitas, que se alimentan de los pulgones.)

            En cuanto a sus inconvenientes, es cierto que compiten por los recursos con las demás plantas del terreno, por lo que puede dificultar o ralentizar el crecimiento de algunas plantas. Por ejemplo, el cenizo hace que el tomate tenga un tamaño menor.

            A pesar de que como ya mencionamos antes, algunas plantas adventicias puedes ser comestibles, otras por el contrario son tóxicas tanto para el ganado como para los humanos como pudiera ser el tabaco moruno. Por ello es importante saber que tipos de “malas bierbas” crecen en nuestro jardín o huerto antes de tomar medidas.

            Entrando en el tema de su nacimiento y erradicación, es sabido que la expansión o agrupación de los campos con cultivos similares, ya sea por monocultivo extensivo o una baja rotación del cultivo (en general una baja biodiversidad) conllevan a un mayor número de hierbas adventicias.

            También aumentando la densidad y/o la uniformidad de los cultivos hospederos, al tratar de aumentar mediante estas características su productividad, haciendo que la planta preste menos atención a plagas, se reducirá su resistencia natural a insectos y plantas.

            Por último, algunos fertilizantes y pesticidas químicos pueden llevar a la proliferación de plagas, mediante la reducción de la biodiversidad (alterar el equilibrio de esta puede conllevar pésimas consecuencias) o bien inmunizando a la larga a las hierbas adventicias y los insectos.

           Adventicias En cuanto a su prevención mediante métodos naturales, la rotación de los campos además del uso de diferentes cultivos en grandes expansiones de terrenos lleva a la disminución y prevención de estas plantas. Otra medida muy usada por los permacultores es el mulching o acolchado con paja u otro tipo de materia orgánica que además de retener humedad en el suelo, protegerlo, favorecer la proliferación de microrganismos beneficiosos es la de evitar que broten las hierbas silvestres.

            El compostaje de materia orgánica además de enriquecer el suelo, con su fermentación favorecerá la destrucción de semillas. Finalmente la asociación de cultivos aumentará la capacidad competitiva de estos contra las adventicias.

            Para concluir, una vez realizado un análisis de ventajas e inconvenientes de las plantas adventicias, se constata que un equilibrio de estas con los campos puede llevar a la mejora de los mismos. Por ello es importante saber qué tipo de adventicias tenemos en nuestro huerto, para utilizarlas a nuestro favor.

            Cuando realicemos una plantación, al decidir su densidad, podemos hacernos a la idea de que espacio dejamos para las adventicias, así desechando las que sean tóxicas o debiliten a la planta y permitiendo el crecimiento de otras, que igual no era nuestra idea inicial en ese campo, pero que quizás permitiendo su crecimiento, ayudemos a nuestra cosecha a prevenirla de enfermedades, ser más fuerte y quien sabe quizás hasta acabemos con ingredientes extra en la comida.

Bibliografía:

http://www.dipalme.org/Servicios/Anexos/anexosiea.nsf/VAnexos/IEA-TAE-c5/$File/TAE-c5.pdf

http://es.permaculturescience.org/paginas-espanolas/3-cuidar-la-tierra/suelo/b-biologia-y-ecologia/plantas-adventicias#TOC-Plantas-Indicadoras

Documento de Dialnet: Las plantas adventicias como bioindicadoras en la zona litoral almeriense

 http://bierzobiologico.blogspot.com.es/2012/10/adventicias.html

 

Escrito por: Cristina Puga Fernández

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *