Casas Ibánez, un ayuntamiento que apuesta por la sostenibilidad

La gran asignatura pendiente de muchos municipios es el tratamiento de las aguas residuales tanto de los núcleos poblados como de las industrias. Cada vez es más común encontrar que los ayuntamientos se desentienden de este tipo de instalaciones y ceden la gestión de depuradoras a empresas privadas. Otro modo de hacer las cosas es posible, y sino mirad este buen ejemplo que nos hemos encontrado en Casas Ibáñez, pueblo situado en Albacete, entre los ríos Cabriel y Júcar. El Ayuntamiento, una vez finalizada la concesión que permitía a una empresa privada gestionar el funcionamiento de la depuradora de este municipio, apostó por llevar a cabo una gestión directa e integral de este servicio público.
Ayuntamiento

Desarenador

Para ello, cuando la empresa privada cesa a finales de 2013 en la concesión, el Ayuntamiento de Casas Ibáñez asume la gestión directa a través de los servicios municipales, optimizando parte de sus recursos técnicos y medios locales para realizar esta labor. En nuestra visita a la EDAR nos acompaña el jefe de planta para comentar sobre estos planeamientos, a la vez que comprobamos algunos detalles técnicos y de proceso que para la nueva etapa ha sido necesario reparar tras el deterioro y falta de mantenimiento por parte de la anterior explotación.  
Ayuntamiento

Vista general de la planta

La gestión directa e integral de este servicio, presenta múltiples ventajas, como por ejemplo: – Se disminuyen los costes al regularizar la administración técnica y administrativa de todo el sistema de saneamiento. El rendimiento de la planta depuradora está condicionado a las características del agua residual entrante, es decir, si en la red de saneamiento se realiza algún vertido industrial que no cumple la normativa, difícilmente se podrá realizar una depuración adecuada en la planta. Por ese motivo, desde el Ayuntamiento se lleva a cabo un control más exhaustivo de los vertidos que se realizan a la red. – En relación a los residuos que genera la planta depuradora, el Ayuntamiento de Casas Ibáñez se ha constituido como Gestor de lodos de depuración, autorización a nivel regional que permite también gestionar directamente estos lodos y controlar su aplicación como enmienda orgánica en campo agrícola, tal como contempla la normativa al respecto. – Se lleva a cabo una gestión integral de todo el sistema de drenaje y saneamiento, desde la red, pasando por la depuración y finalmente el vertido, lo que facilita el mantenimiento y control del mismo. – Al ser una gestión integral se ejecuta el mantenimiento, la supervisión y control en todo el sistema de drenaje y saneamiento dando un servicio continuo y por ello un funcionamiento correcto desde el inicio hasta la salida del agua una vez depurada. En definitiva, el Servicio Municipal de Medio Ambiente de Casas Ibáñez realiza una gestión de todo el saneamiento urbano, lo que implica el mantenimiento, la supervisión y control de todo el sistema de colectores y drenaje urbano desde la red, su depuración y finalmente el vertido, lo que facilita el mantenimiento y control de todos los elementos implicados en el flujo de aguas residuales. Esta gestión trata de ofrecer un servicio continuo y adecuado desde el suministro has ta la salida del agua una vez depurada
Ayuntamiento

Salida de agua ya depurada

Para pequeñas poblaciones estas plantas de tratamiento de las aguas negras suponen un elevado coste y que mejor que la gestión directa para controlar y reducir esos costes a la vez que cuidamos del agua y del medio ambiente. Sirva pues el ejemplo de Casas Ibáñez  en su empeño por mantener servicios públicos y a la vez de calidad para motivar a grandes y pequeños en un trabajo bien realizado y consciente.  
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *